Los diccionarios no son todos iguales, sino que cada uno responde a un fin determinado. Por ello, a continuación, te recomendaré tres diccionarios básicos para la corrección de un libro en español.

La corrección según la norma: Diccionario de la Real Academia Española

Este diccionario también es conocido como DLE, es decir, Diccionario de la lengua española. Casi todos los usuarios conocerán su versión en línea https://www.rae.es/.

La Real Academia es una institución que se dedica a la regularización lingüística mediante la creación de normas. Estas tienen el objetivo de fomentar la unidad idiomática en el ámbito hispanohablante. Con ello se puede establecer una norma común para una corrección homogénea.

Esta es la razón por la que existen muchas palabras en español de uso cotidiano que no están recogidas en este diccionario. Ya que solo se introducirán nuevos términos cuando sus significados han sido consolidados.

Otros diccionarios son más específicos: Diccionario panhispánico de dudas, Diccionario panhispánico del español jurídico, Diccionario histórico de la lengua española y Diccionario de americanismos.

La última actualización resulta muy útil para la corrección de libros, ya que el usuario puede consultar los sinónimos y antónimos de cualquier término.

Diccionario de uso del español de María Moliner

Para la corrección de un libro en español también es imprescindible este diccionario. Conocido por sus siglas como DUE. Por su título podemos intuir que su fin no es exponer la norma, sino que recoge los términos que se usan habitualmente. Es decir, no solo se ocupa de aquellos vocablos que han sido aceptados por la norma, sino también incluye términos contemporáneos y su uso.

Si tu palabra no figura en el DRAE, seguro que en este diccionario encontrarás la entrada.

En su última publicación ha incrementado su número de entradas, haciendo hincapié en vocablos foráneos vinculados a la economía, la biología y la informática.

La corrección de términos contemporáneos: Fundación del Español Urgente

La norma recomienda que se use un término en castellano, o castellanizado, cuando en la corrección de un libro aparece una palabra en otro idioma. Sin embargo, a veces es inevitable emplear términos comunes o incluso en otros idiomas.

En este caso, te recomiendo que consultes el Diccionario del español urgente de la Fundéu.

Su principal objetivo es velar por el buen uso del español, sobre todo, en los medios de comunicación. El diccionario está abierto al público y en línea: https://www.fundeu.es/consultas/.

La Fundación del Español Urgente se creó en 2005, a partir del Departamento de Español Urgente de la Agencia EFE. En 2020, la RAE y la Agencia EFE firmaron un acuerdo que rebautizó a la fundación como FundéuRAE.

El compromiso de la Fundación BBVA en los últimos años con la lengua española es sobresaliente. Una de sus contribuciones más recientes es la nueva edición del Diccionario del español actual de Manuel Seco: https://www.fbbva.es/diccionario/.

Si te interesa la corrección de manuscritos, échale un vistazo a otras entradas:

Corrige tu manuscrito sin releerlo y Sobre la necesidad de corrección de tu manuscrito.